jueves, 24 de octubre de 2013

Reflexiones a altas horas de la noche.

Nunca he sido una persona a la que le han hecho bullying, ni le han llamado gorda, ni le han hecho nada decidir cortarse o tal. No, soy una persona normal, con una buena vida, nunca me han hecho nada. Digamos que nunca me ha pasado nada malo. Mi vida es ''casi'' perfecta. Ahora diréis, ''¡ALA TIENE DE TODO Y DICE QUE SU VIDA ES CASI PERFECTA!'' pues si, mi vida no es perfecta del todo. Yo también debo de tener defectos, ya sean físicos o psicológicos o de gente de mi alrededor, ¿no? Pues si, tengo defectos. Y además uno de los físicos, de los importantes.
Lo diría, pero todavía no estoy preparada para decir aquí lo que me ocurre. Después de ya un año que va ha hacer todavia me cuesta ir al instituto. Todavía me cuesta sentirme agusto con la gente.
Me cuesta mirarme al espejo.
Sigo pensando que estoy deforme. Sigo pensando como mi madre puede seguir diciendo que soy guapa.
Porque no lo soy. Solo soy una chica deforme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario